La palabra perdida (cursiva)


El material que vamos a utilizar para este juego es:

- El Aprendo a leer en cursiva. Este maletín incluye fichas con letras, fichas con palabras que llamamos autodictados y fichas con dibujos. Todas ellas se encajan fácilmente entre si.

- Atril de cartón. Simplemente doblando un cartón en forma de triangulo, podremos apoyar las fichas sin que los rivales nos las vean. 

Podremos jugar desde 2 a 5 jugadores. 

Separaremos las fichas amarillas que contienen dibujo y las pondremos en el centro de la mesa. El resto de fichas irán boca abajo a un lado de la mesa. Las fichas de autodictados (amarillas) las retiramos ya que no las usaremos para este juego.

Cada jugador cogerá 10 fichas de letras y las colocará en su atril. Recuerda que estas piezas tienen un sistema autocorrector, una marca que debe quedar colocada en la parte inferior, y que le permite al niño estar seguro que la letra se coloca así.

 

Una vez que el niño ha colocado y observado las letras que le han tocado comienza el juego. 

El objetivo del juego es conseguir formar las palabras que definen a los dibujos que tenemos en el centro de la mesa. Cada vez que un jugador complete una palabra la cogerá y se la quedará a su lado. Gana el jugador que más palabras con su dibujo complete. 

Si el jugador al que le toca turno no puede poner ninguna palabra, pasará el turno y podrá robar una ficha del montón para el siguiente turno. 

 

Podemos jugar también con las siguientes variantes:

Variantes que facilitan el juego: Permitiendo al niño que coloque cualquier palabra que describa al dibujo. Es decir si el dibujo es de unas uvas podrán buscar la palabra uvas, fruta, vino etc.

Variantes que dificultan el juego: Jugando a las palabras contrarias, es decir el niño debe formar una palabra contraria a la que le muestra el dibujo. Por ejemplo al lado del dibujo del niño, tendrá que poner niña, o chica, etc.

 


Escribe un comentario


Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados



Pio pio buscando